Internacional

22.03.2018 18:41

El Comité Exterior del GAP condena la agresión turca a Siria y denuncia la indiferencia del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas ante este flagrante quebranto de la soberanía siria y del derecho internacional. Igualmente advierte de los delirios imperialistas del gobierno de Ankara que está amenazando con extender su ofensiva a otras zonas de Siria e Iraq e incluso observa en sus planes expansionistas la revisión de las fronteras con Grecia.

La ocupación de la ciudad de Afrin por las Fuerzas Armadas turcas, con un papel destacado de fuerzas fascistas como los “Lobos Grises” culmina la invasión del norte de Siria, de mayoría kurda, que apenas había sufrido las consecuencias de los siete años de guerra; hasta el punto de que la población de la zona, unas 500.000 personas, había aumentado hasta 1.200.000 con refugiados sirios que huían de zonas en conflicto. Estas operaciones se suman al ataque combinado de las fuerzas terroristas islamofascistas, de Estados Unidos, de sus aliados del Golfo y de Israel .

La ofensiva del gobierno de Ankara ha asesinado a centenares de civiles, causando miles de heridos y un nuevo éxodo de cientos de miles de sirios dentro de su propio país. La ciudad de Afrin ha quedado prácticamente vacía, y la “oposición siria” a la que el ejercito turco ha apoyado según el presidente Erdogan, el FSA (Ejército Libre Sirio) está compuesta básicamente por fanáticos salafistas de Jabhat al-Shamiyah (Frente Levantino) quienes se ha dedicado a saquear sistemáticamente tiendas y casas, robando todo lo que en su huida no se ha podido llevar la población local.

El Comité Exterior del GAP defiende la integridad territorial de Siria, frente a los intentos y proyectos de fragmentación del país que son estimulados por Estados Unidos y sus aliados, y condena severamente la intervención norteamericana en Siria y en todo Oriente Medio, a través de una guerra impuesta que ha llevado la muerte a centenares de miles de personas.

Por último, el Comité Exterior del GAP defiende que sólo el pueblo sirio debe decidir su destino, poniendo fin a la guerra que ha devastado el país, exigiendo una rendición de cuentas ante las Naciones Unidas y los tribunales internacionales contra EEUU, Turquía, Israel y sus aliados por la responsabilidad que han contraído y los crímenes que han ejecutado.

El pueblo sirio vencerá.

Estocolmo, Suecia 22 de marzo de 2018

20.03.2018 13:36

La reactivación de la ofensiva imperialista contra la República Bolivariana de Venezuela cobra una nueva dimensión cuando se pretende proyectar la imagen de que existe una situación de emergencia humanitaria, con la intención de generar una alarma internacional que sirva de excusa a los EE.UU. para una intervención directa e intentar derrocar por medios violentos al Gobierno legitimo y democrático del Presidente Maduro.

Resulta cínico que quienes llevan años boicoteando la economía y las relaciones internacionales del Gobierno Bolivariano de Venezuela, una vez fracasados sus intentos de provocar una revuelta interna, quieran “vender” la idea de una emergencia social, cuando la realidad es que el Pueblo de Venezuela hace frente a las agresiones imperialistas con dignidad y conciencia revolucionaria.

Al mismo tiempo, es realmente preocupante que el Gobierno de Chile, dando muestras de la mayor sumisión hacia el Gobierno de los EE.UU., se preste a ser protagonista de esta operación. Este comportamiento del Gobierno con su pasado Canciller, Heraldo Muñoz y el actual, Roberto Ampuero, es claramente contrario a los intereses de la mayoría del pueblo chileno que se vería beneficiado por una política de cooperación económica y política con el Gobierno de Venezuela.

La recuperación por la administración de los EE.UU. de la llamada. “Doctrina Monroe”, que en el siglo pasado dio lugar a las más duras y sangrientas dictaduras que ha conocido la humanidad, supone una verdadera declaración de guerra que no puede quedar sin respuesta por parte de la comunidad internacional y sobre todo por las fuerzas progresistas de todo el Planeta. Es necesario frenar esta escalada belicista e injerencista del Presidente Trump antes de que provoque males mayores.

En esta ofensiva imperialista, la República Bolivariana de Venezuela ocupa un objetivo prioritario, porque los EE.UU. pretende cortar de raíz el ejemplo de defensa de la soberanía e independencia y el derecho a vivir en Paz y Democracia que hoy por hoy representa Venezuela, lo que significa no respetar los procesos por los que los Pueblos puedan elegir libremente su camino. Ya lo hicieron en Honduras y lo pretenden hacer en Brasil.

En función de todo esto, desde el Comité Exterior del GAP, rechazamos la decisión del gobierno de los Estados Unidos de renovar la Declaración de Venezuela como una “amenaza inusual”.

Condenamos los reiterados ataques financieros, económicos, políticos y diplomáticos contra la Patria de Simón Bolívar y Hugo Chávez, que sólo pretenden borrar los innegables logros sociales de la Revolución Bolivariana.

Reconocemos la Convocatoria al proceso electoral presidencial del próximo 20 de mayo, como una reafirmación de la ruta democrática que transita el pueblo venezolano para hacer frente a la estrategia desestabilizadora y golpista de la derecha y del imperialismo norteamericano.

Saludamos y apoyamos los esfuerzos que desarrolla el gobierno del Presidente Nicolás Maduro para la preservación de la paz, la democracia y la convivencia.

Ponemos en valor la trascendencia de los acuerdos alcanzados con distintos actores políticos de la oposición venezolana que están participando del proceso electoral.

Consideramos que la negativa de una parte de la oposición venezolana a participar en las elecciones presidenciales, que tanto pidieron adelantar, es un contrasentido y que más bien deberían asumir la responsabilidad de encauzar su acción política por el camino democrático y abandonar la vía desestabilizadora que le ordenan desde los EE.UU.

Por último, rechazamos y calificamos como indignante que se plantee la posibilidad de excluir a Venezuela de la Cumbre de las Américas que se celebrará en Lima, Perú, el próximo mes de abril, por ser contraria al derecho internacional y una muestra de la sumisión de esta Cumbre a los dictados de la Administración Trump.

Desde estas valoraciones, desde el Comité Exterior del GAP proclamamos que #TodosSomosVenezuela, que defendemos una #VenezuelaenPazSinInjerencias. Es el momento de manifestar que nos solidarizamos con #VenezuelaDeVerdad y exigimos al Gobierno de Chile que abandone la política injerencista que está realizando en la República Bolivariana de Venezuela al servicio de los más oscuros intereses de los EE.UU.

Estocolmo, Suecia 19 de marzo de 2018

1 | 2 | 3 | 4 | 5 >>

ÚLTIMA HORA

19.05.2019 20:41
Inauguran placa de memoria en la UCV en homenaje a ocho detenidos desaparecidos En la Casa Central de la Universidad Católica de Valparaíso se inauguró ayer miércoles 15 de mayo una Placa...
18.05.2019 20:39
Germán Correa: “El Partido Socialista se ha convertido en un mercadeo político” El histórico dirigente del PS está a punto de cumplir 80 años, pero tiene mejor estado físico que cualquier...
17.05.2019 23:17
Alemania indemnizará con hasta 10 mil euros a las víctimas de Colonia Dignidad El viernes 17 de mayo, una comisión mixta del parlamento y del gobierno alemán presentó un plan de ayuda...
17.05.2019 22:52
Condenado por crímen de Víctor Jara presentó recurso que cuestiona al Tribunal de Nuremberg El Tribunal Constitucional (TC) admitió a trámite el pasado 3 de mayo un requerimiento de Edwin...
15.05.2019 12:11
Justicia condena a militares en retiro por secuestro y homicidio en San Bernardo La ministra en visita extra ordinaria para causas por violaciones a los derechos humanos de la Corte...
1 | 2 | 3 | 4 | 5 >>